Presidencia de Francisco I Madero

hernandezen cronologia No hay comentarios

Francisco I Madero fue presidente de México por espacio de un año, su elección fue la primera elección libre después de 30 años de dictadura porfirista en el país, Madero se convirtió en las elecciones extraordinarias del 15 de octubre de 1911 en el 38avo presidente de los estados unidos mexicanos.

la corta duración del gobierno de Madero, 1 año y 3 meses, según algunos historiadores, se debió a su debilidad política, la falta de decisiones drásticas, así como mantener porfiristas en asuntos gubernamentales lo que acarreo que antiguos partidarios le dieran la espalda, su gobierno se finiquita mediante un golpe de estado conocido como la decena trágica.

Francisco I Madero presidente

Antecedentes a su elección

Francisco I Madero hizo campaña por casi todo el país, buscando la presidencia de la república. Al acercarse las elecciones del 26 de junio de 1910, Díaz que al inicio pensó que Madero era un asunto sin importancia, al final le mandó apresar al ver que la popularidad del candidato del partido nacional antirreeleccionista aumentaba; Francisco I Madero fue liberado pasadas las elecciones. Escapó hacia los estados unidos, desde dónde arengó con el plan de san Luis a buscar la democracia.

Con la caída del régimen porfirista a la firma de los tratados de Ciudad Juárez, la presidencia de México fue ocupada de forma interina por Francisco León de la Barra, porfirista que se encargó de nivelar el mar político agitado y a convocar a elecciones extraordinarias llevadas a cabo el 1 de octubre de 1911 en su primera vuelta y el 15 de octubre del mismo año en su segunda vuelta, dando como ganador de la presidencia a Francisco Ignacio Madero.

Madero a partir de su investimento presidencial el 6 de noviembre de 1911, tuvo que hacer frente a lo que en palabras de Porfirio Díaz según historiadores sentenció al dirigirse a su exilio: “Madero ha soltado el tigre, ahora veremos si puede controlarlo».

Gobierno maderista

Un país convulsionado social y políticamente fue el que la presidencia de Madero intentó gobernar, la prensa que en mucho tiempo no tuvo la libertad de criticar al régimen, con Madero se ensaño en sus juicios a su gestion, respecto a esto, el hermano del presidente, Gustavo A. Madero declaró: “muerden la mano que les quitó el bozal”.

Políticamente el gobierno de Madero era visto débil por sus adversarios, toda vez que Francisco I Madero al idealizar la democracia fue en extremo respetuoso de las leyes, al final su idealismo político le costó su derrocamiento. A continuación, algunas características de la administración presidencial de Francisco I Madero.

Política

Francisco I Madero intentó conciliar tanto a sus partidarios y a los exporfiristas que por falta de carácter político Madero no desterró del ámbito gubernamental, nada logró en este aspecto, sus partidarios se desilusionaron del régimen y los exporfiristas buscaban la manera de derrocarlo, su intento de política conciliadora propia del porfirismo, en el maderismo no funcionó. La reforma agraria dada a su mandato, no fue del agrado de los zapatistas en Morelos (plan de ayala), Pascual Orozco lo acusaba mediante el plan de la empacadora de traidor a la patria.

Economía

La riqueza seguía en las manos que en el porfirismo se llenaron de ella, la estabilidad económica manejada durante el porfiriato, al estallido de la revolución maderista no sufrió colapso durante el gobierno de Madero, aunque si una baja en las reservas y el retroceso de la recaudación fiscal. Las relaciones con las grandes potencias eran hasta cierto modo normales, los obreros comenzaron su lucha por mejoras salariales que incluían huelgas en las cuales el gobierno tuvo que intervenir logrando acuerdos entre trabajadores y patrones, en resumen la economía durante la presidencia de Francisco I Madero no sufrió una caída tan pronunciada como sucedería al derrocamiento del régimen maderista.

La sociedad durante la presidencia de Francisco I Madero

La sociedad mexicana a la caída del porfirismo, puso sus esperanzas en que la presidencia de Francisco I Madero solventaría sus necesidades, así lo intentó el gobierno maderista, aunque al final, no supo conducir el cambio político social que el pueblo le exigía por la falta de experiencia de Madero en la administración pública, así lo constató su rompimiento con el zapatismo que exigía tierra y libertad.

Conclusión

El gobierno y presidencia de Francisco I Madero, abrió el camino democrático, pero también desató la ambición de sectores que al igual que el esperaban la caída de Porfirio Díaz para servir a sus intereses, el interés de Madero fue dar la libertad al pueblo de México y satisfacer sus necesidades, su excesivo idealismo de la democracia le costó el abrupto fin de su gobierno y de su vida misma.

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)