Cultura Teotihuacana

Entre los siglos I y el siglo VIII d.C se desarrolló en la parte central de mesoamérica la cultura teotihuacana que paso a ser durante el periodo clásico entre el 200 y 600 d.c  una de las mayores manifestaciones urbanas no solo del mundo mesoamericano sino de la américa precolombina en su totalidad. Teotihuacán extendió su influencia cultural más allá de su desaparición como civilización ya que estuvo presente en las nacientes sociedades culturales de origen nahua que se originaron posteriores a ellos entre los que destaca la cultura mexica. Teotihuacán fue considerada una ciudad sagrada donde nacieron todos los dioses según la creencia mexica. y su planificación urbana como tal no deja duda al estar trazada de acuerdo a mediciones astronómicas, el templo de Quetzalpapálotl es un ejemplo, ya que durante el equinoccio de primavera nos permite ver el juego de luces y sombras que indican un nuevo ciclo.
La extensión total de la ciudad de Teotihuacán fue 20.000 Km. Cuadrados y en ellos habito un conglomerado de 200.000 habitantes de diversos orígenes étnicos durante su época de esplendor.

Ubicación geográfica y entorno natural

La cultura teotihuacana geográficamente se ubicó al noreste de la hoy ciudad de México aproximadamente a 50 kilómetros de esta. El valle de Teotihuacán como se le conoce también era cercano al antiguo lago de Texcoco lo que daba a esta zona una vegetación rica en pinos, cedros, encinos y otras especies vegetales; la fauna del lugar era diversa se encontraban venados aves silvestres etc esto les permitió contar con variedad de alimentos. Los recursos naturales que abundaban en la región como la sal, la arcilla y los grandes depósitos de obsidiana fueron fundamentales para que la cultura teotihuacana floreciera.

Evolución de la cultura teotihuacana

Mucho antes del inicio de la era cristiana el valle de Teotihuacán fue poblado por agricultores que poco a poco y a la desaparición de Cuicuilco como el principal centro poblacional del altiplano central comenzaron a forjar lo que posteriormente seria Teotihuacán. Hacia el siglo I d.c comenzó un desarrollo vertiginoso de la cultura teotihuacana; entre el año I y 150 d.c fue que las pirámides del sol y la luna comenzaron a edificarse. Los historiadores deducen que los forjadores de Teotihuacán pudieron ser individuos de origen étnico nahua y totonaco, las fases de desarrollo de Teotihuacán abarcan diversos periodos que corren del 800 a.c hasta el 750 d.c la última fase de desarrollo de la cultura teotihuacana llamada fase Metepec que corrió a mediados del siglo VII fue el inicio de su decadencia demográfica, económica, política y militar, y trascendió del 650 al 750 dc.

Características generales de la cultura teotihuacana

A la par del crecimiento como centro poblacional Teotihuacán también evoluciono en el aspecto social, económico, político y religioso los siguientes puntos abarcan de forma resumida como fue que el conjunto humano que habito la ciudad se organizó.

Organización social cultura teotihuacana

Como en todas las demás civilizaciones posteriores a ellos la sociedad estaba jerarquizada y era de tipo clasista, a la cabeza de este esquema se encontraban los gobernantes o nobles que gobernaban a la población con un modelo político teocrático, este estrato social se encargaba de la administración y el control social de las clases inferiores. Debajo de la elite se encontraban los agricultores, artesanos y constructores. Los teotihuacanos vivían en barrios según su linaje y oficio.

Organización política de los teotihuacanos

políticamente Teotihuacán como mencionamos anteriormente se basaba en un gobierno teocrático bien entonces la organización política estuvo a cargo de reyes-sacerdotes y de la clase guerrera, en estos se centralizaba todo el poder político, militar y religioso.

Economía de la Cultura Teotihuacana

fue una economía basada en la agricultura, sembraban y cosechaban diversas plantas para sus necesidades alimenticias o de manufactura entre los frutos que cosechaban se encuentra el maíz, el frijol, el chile, la calabaza, el algodón y el maguey; sembraban en las laderas de los cerros y a las orillas del zonas lacustres. También cazaban recolectaban y criaban, entre los animales que consumían se encuentra el vendado, la liebre y el pavo silvestre que domesticaron. Recolectaban el nopal y el fruto de este la tuna.
Por su ubicación geográfica fue un paso importante para los comerciantes de otros puntos de mesoamerica, esto les permitió un intenso intercambio comercial de diversos productos tantos alimenticios y de diversa manufactura, la cerámica y objetos de obsidiana eran insumos intercambiados mediante el trueque. Se sabe que tejieron una extensa red de comercio que llego hasta Centroamérica y el norte de México.

Religión de la cultura teotihuacana

la religión fue de tipo politeísta, a las fuerzas naturales los teotihuacanos les daban una importancia sobrenatural tenían un dios del fuego llamado huehueotl, a Tlaloc que regía sobre la lluvia a Chalchiutlicue que era diosa del agua, quetzalcoatl que representaba las aguas terrestres además de múltiples atributos entre ellos la sabiduría; estos anteriormente mencionados fueron algunos dioses teotihuacanos. En el templo de la agricultura de la zona arqueológica de Teotihuacán, se pueden observar escenas de personas depositando ofrendas de frutos y semillas en los altares, esto nos muestra que las fiestas eran sumamente importantes así lo hace notar los sacerdotes que se observan ricamente vestidos para tal ocasión. Practicaban los sacrificios humanos y de animales de manera ritual y enterraban a sus muertos con objetos puestos en la tumba como ofrendas y estos eran acordes a la condición social del fallecido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *